Colores para bodas: cómo identificarlos correctamente

Comparte:

Aunque es un tema que algunas novias toman a la ligera, la elección de los colores que darán vida al gran día es un aspecto fundamental y sin duda definitivo en el ambiente que se respirará en la fiesta.

Los colores en una boda se hacen presente desde el principio con las invitaciones, así como en los arreglos de mesa, el auto que los trasladará de la iglesia a la recepción, la mantelería, las cortinas, los vestidos de las damas de honor, la iluminación y en pequeños detalles de la vestimenta de los novios.

Y es un rubro muy importante porque cada uno de ellos transmite a nuestro subconsciente diferentes sensaciones las cuales van ligadas con la percepción que tenemos de ese color. Por tal motivo se desarrolló la psicología del color, rama que analiza cómo nos comportamos y reaccionamos ante éstos y las emociones que nos generan.

Es por eso que aquí te explico lo que cada uno representa para que tomes nota y elijas los que más se acoplen a tu personalidad y al entorno que deseas para el gran día.

Weddings 2020-2021

Paquetes de Coordinación y Decoración.

Significado de los colores en una boda

Blanco

Es el color por excelencia de las novias, pues lo impecable del blanco lo asociamos con la pureza del alma. Su gran luminosidad, además de su elegancia, es perfecta para combinar con cualquier otro color. Incluso si la decoración del lugar está totalmente ambientado en este tono, se verá espectacularmente inmaculado con un aspecto clásico y vanguardista a la vez.

Rojo

El amor lo asociamos automáticamente con el rojo, así como la pasión y la intensidad, por lo que detalles en el vestuario de la novia o en los arreglos florales en este tono propiciarán un ambiente más romántico. Puedes decorar otras zonas con esta tonalidad, pero no debes abusar de este color pues de hacerlo así, también puede provocar un ambiente de tensión, lo cual es algo que no queremos.

Rosa

La dulzura, inocencia y delicadeza se harán presente si el color rosado impera en el ambiente, pues brindará a la fiesta ese toque sweet y soñador como si de un cuento de hadas se tratase.

Azul

Al ser un color frío y sereno, el azul nos infunde tranquilidad y confianza. Al incluir un poco de la gama cromática de los azules a la decoración, mantelería o incluso al vestuario de las damas de honor, envolverás a tus invitados en un entorno pasivo y relajado como el cielo o un mar en calma.

Verde

El tono perfecto si lo que deseas es algo más equilibrado y fresco. El verde además de conectarnos con la naturaleza nos da una impresión de seguridad y de espíritu libre. Es ideal para fiestas con aire campestre como las realizadas en jardines.

Amarillo

La felicidad y el optimismo no faltarán si el amarillo está presente en el ornamento del lugar. Al ser un color agradable y llamativo, llenará de energía a los asistentes al festejo, pues propicia a un ambiente cálido. Es muy recomendable para uniones matrimoniales en la playa o en días soleados.

Naranja

Un tono muy dinámico y que invita a sacar lo más creativo de nuestra persona es perfectamente aplicable en su justa medida en la decoración. Ideal para nupcias en fechas veraniegas. Cuida que su aparición sea sutil, pues sobrecargar de naranja restará formalidad a un evento de tal magnitud como lo es una boda.

Morado

Característico por su solemnidad, el morado es un color sobrio y elegante que con la combinación correcta con otros colores es un fiel reflejo de un espacio digno y noble que da cabida a la imaginación y a la magia.

Gris

La neutralidad del gris logra regalarnos armonía con la decoración. Ideal para incluirlo en las cortinas o arreglos de mesa, el gris es señal de compromiso.

Negro

No hay color más elegante y formal como lo es el negro. De fácil combinación con los demás elementos de la gama cromática, este tono está ganando terreno en la implementación de las bodas, por regalarnos un aire sofisticado sin igual.

Dorado

Relacionado con el sol y de un brillo irresistible, el dorado hace alusión a la sabiduría, abundancia y al glamour, por lo que incluirlo en tu decoración sumará puntos a la elegancia.

Plateado

Así como la contraparte del sol es la luna, así el plateado lo es al dorado. Un color sobrio y que genera paz, también es muy recurrente para destilar finura.

Combinaciones de colores

Ya que conocemos un poco más acerca de cómo asociamos los colores a emociones y sentimientos tan variados entre sí, hay que tener en cuenta que la elección de éstos para tu boda también se debe basar en cuatro aspectos importantes:

Estación del año en la que se celebra la boda

Si la fecha de tu boda es en primavera, tonos alegres y vibrantes como el amarillo, naranja y rosa mexicano impregnarán una esencia acorde a la estación; en verano la tendencia son los colores pasteles como el rosa empolvado, lila, así como la gama campestre que ofrece el verde para hacer juego con lo cálido característico de la época veraniega. Combinar el rojo arcilla con el rosa pálido o el verde olivo con el gris resalta un efecto otoñal. Para fiestas en pleno invierno, los tonos fríos como el blanco, el gris y la madera natural lucirán maravillosos.

Según la hora del evento

Aquí nos referimos a celebraciones diurnas o nocturnas. El tono de la decoración tendrá un cambio radical según la hora en que se llevará a cabo el evento, pues mientras en el día los colores claros y pasteles lucen mejor; para una boda de noche, las tonalidades oscuras y metálicas crean un ambiente elegante y formal.

Respecto al lugar donde se llevará a cabo la fiesta

Tenemos que ser muy observadores en los colores ya establecidos al interior del salón o esparcidos por el jardín donde celebrarás tus nupcias, pues de esa forma tendrás una idea más clara de que colores funcionarán a la perfección y no tener una decoración tan plana al utilizar colores similares, o muy contrastante con colores que simplemente no combinan.

Basado en la temática o concepto de la boda

Si ya tienes bien definida la temática con que organizarás el gran día, los colores designados deben de ir acorde a esta idea para que todo vaya viento en popa. Para más detalles, te invito a leer mi artículo 5 fantásticas ideas para bodas temáticas.

Colores prohibidos en una boda

Si bien el uso de cualquier tonalidad es bien aceptada en la boda si se combina de forma correcta, hay una regla de oro que aplica específicamente para las invitadas: ¡queda prohibido utilizar vestidos blancos y beige en la boda!

No son bien vistos porque son considerados una falta de respeto hacia la novia al tratarse de colores que se asemejan al resplandeciente blanco que la engalana, como si se pretendiera competir u opacar su brillo.

Otro color que también puede causar cierto conflicto en un outfit femenino es el negro, pues muchas veces se asocia a la muerte y la tristeza, cuando una boda es una celebración de alegría y júbilo.

Tendencias de colores para boda este 2020

Este año la gama cromática en las bodas se inclinará hacia colores muy icónicos. Por un lado, el rosa en su versión blush pink lo veremos muy seguido en elementos principales de la decoración, regalándonos un aire romántico como solo este color puede hacerlo. Así como el regreso del azul clásico, pues ha sido nombrado el color pantone del año, lo que lo convierte en un tono que estará de moda, y con justa razón, pues la tranquilidad, elegancia y confianza que transmite lo hace perfecto para acoger tan mágica unión.

Así como en el 2019, las tonalidades pastel seguirán siendo muy recurrentes, pues la belleza estética que brindan a los interiores nupciales les ha permitido permanecer en el gusto de las novias.

¿Ya sabes que colores elegirás para tu boda? Cuéntame cuáles son y el motivo por el que te decidiste por ellos.

¿Te gustaría ser Wedding Planner?

Master Class Wedding Coach & Luxury Settings

By Sergio Cárdenas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sergio Cárdenas